lunes, 23 de marzo de 2015

Todos los días deberían ser el Día Mundial de la Poesía

El pasado sábado se celebró el Día Mundial de la Poesía. Cada año, el 21 de marzo, la UNESCO nos invita con esta celebración a reflexionar sobre el poder del lenguaje poético y el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona. A través de la expresión poética también se pretende poner en valor la diversidad lingüística, promover la enseñanza de la poesía, fomentar la tradición oral, apoyar las pequeñas editoriales y la presencia positiva de la poesía en los medios de comunicación.

Durante el fin de semana se han multiplicado eventos relacionados con esta celebración e iniciativas muy visibles en las redes sociales. Algunas de ellas, a pesar de que este año coincidiera con un día no lectivo, tenían un marcado carácter educativo. Ojalá todo el movimiento alrededor de este día no se quede solo ahí.

Vivimos, como decía la canción, malos tiempos para la lírica. La consideración de la poesía como algo más o menos inútil para nuestro mundo es frecuente por acción o por omisión. Sin embargo, seguimos necesitando de la poesía. Como ha afirmado el poeta Luis García Montero, la poesía es un ajuste de cuentas con la realidad. En tiempos de incertidumbre, para afrontar esta realidad compleja, líquida, quizás necesitemos más que nunca, no ya de un arma, sino de un tesoro compartido que dote de alguna trascendencia nuestra comprensión de las cosas y nos permita expresarla por encima de tantos ruidos, superando tantas barreras.
Gadget de animacion Social - Widgets para Blogger