lunes, 11 de mayo de 2015

Lectura colectiva en el CEIP Virgen de la Salud de Elda

El pasado fin de semana tuve el placer de asistir a una lectura colectiva en el CEIP Virgen de la Salud. Jornadas de este tipo, después del trabajo llevado a cabo en talleres de lectura vienen teniendo lugar desde hace algunos años, esta es la sexta edición, en varios centros educativos de Elda. La del sábado tuvo lugar en uno muy especial por todo lo que implica de acogida a personas, alumnado y familias provenientes de diversas culturas.

El acto contó con la intervención de distintos grupos de niños y niñas y también de mayores. El público, pese al calor y a la hora (un sábado a las cinco de la tarde) abarrotaba la sala y pudo disfrutar también de algunas actuaciones musicales.

Cada vez nos sorprenden menos espectáculos tremendamente elaborados en festivales escolares de diversa índole que, en ocasiones, tienen más de lucimiento para los organizadores o participantes que de verdadero contenido educativo. Este encuentro de toda una comunidad, en toda su sencillez, sí revelaba un profundo contenido educativo y celebraba una labor llevada a cabo previamente en el centro con el apoyo y el buen hacer del profesorado y de voluntarios y voluntarias. Una labor en una tarea tan crucial en el aprendizaje y tan necesitada de valoración como la lectura.

Actividades como la del sábado pasado revelan un potencial que va mucho más allá de la riqueza de una mera puesta en escena, son oportunidades imprescindibles para corresponsabilizar a toda la comunidad educativa en una tarea común, para dar ejemplo por parte de el padre, la madre el abuelo o la abuela, para reconocer con un aplauso el esfuerzo de un niño o una niña cuando lee en público un texto que ha preparado. Son actividades que como docentes nos reconcilian con nuestra profesión, como ciudadanos y ciudadanas de cualquier edad con nuestra voluntad de aprender y de enseñar, de vivir con más plenitud. ¿Qué mejor medio que la lectura?

1 comentario:

Elia Agullo dijo...

Pitxu muchas gracias por el artículo que has escrito, es un reconocimiento al esfuerzo realizado. Es verdad que el acto no fue para lucimiento de nadie, un día antes me dijeron que podía ser muy aburrido y que había que cambiar cosas.Es cierto que escuchar leer a niñas y niños mucho tiempo es pesado pero la importancia del acto no estuvo en la escucha sino en la lectura de cada niña o niño en su pequeño grupo. Queda así instaurada en el cole esta actividad de lectura colectiva que irá motivando en nuestro alumnado el leer para... y por qué no, leer para ser escuchado por los otros.

Gadget de animacion Social - Widgets para Blogger